El desarrollo de la identidad de género

Tras dejarle a este blog unas largas vacaciones, ya es hora de ponernos a descubrir más cosas del gran mundo de la psicología :)

Pensando en varios temas este verano, me topé con un tema que a mucha gente le inquieta y sobre el que se hace muchas preguntas: ¿cómo somos conscientes de que somos chicos o chicas? ¿cómo somos capaces de orientar nuestras preferencias sexuales hacia uno u otro sexo? ¿es genético o ambiental? ¿qué ocurre con los niños hermafroditas que son operados de pequeños? ¿qué lleva a muchos adolescentes a cambiarse de sexo? Muchas de estas preguntas todavía están por contestar, pero los psicólogos ya han dado las primeras respuestas.

niñoniñaLo primero que debemos matizar es la diferencia entre “identidad de género” y “orientación sexual”. El primer concepto se refiere a ser consciente sobre el propio género y sus implicaciones sociales; sin embargo el segundo concepto se refiere a la preferencia por compañeros sexuales del mismo o del sexo opuesto. Estos dos conceptos se complementan, pero aún así son muy diferentes.

Empezaré por explicaros la identidad de género. Siempre partimos de un sexo biológico, determinado por hormonas, pero sin embargo adoptamos más adelante un sexo social. Esto último quiere decir, que por influencia de la sociedad, nos etiquetamos como niños o niñas porque “ella juega con muñecas”, “él juega al fútbol”. Pero nuestro proceso para entender si somos niños o niñas comienza por un conocimiento de que se es niño o niña hacia los 3 años; no obstante, ese niño o niña piensa que es un estado mutable, es decir, que dentro de poco cambiarán al sexo opuesto. Para que lo entendais mejor, os contaré la historia que mi profesora nos contó en clase sobre sus hijos pequeños:

“Cuando estábamos en el coche, mi hija mayor se estaba pintando los labios, ya que empezaba a ser coqueta, y mi hijo pequeño la estaba mirando muy atentamente y le pregunté -¿qué te pasa?- y él respondió -cuando sea niña, yo no me pondré de esas cosas-”

estereotipoEsto muestra que el hijo de mi profesora no ha aprendido que el sexo es un atributo inmutable, cosa que los niños o niñas son conscientes a partir de los 5 años. Lo siguiente tras saber que serán niños o niñas para siempre es desarrollar los estereotipos de cada género. Aquí la sociedad juega un papel muy importante, porque al fin y al cabo, los niños desarrollarán conductas tipificadas. Irremediablemente, siempre compramos muñecas y cosas rosas a las niñas; y juguetes de guerra o balones a los niños. Queda decir, que los estereotipos no son nada malo, pero los padres deben entender que si los niños muestran preferencia por juguetes del otro sexo tampoco es malo. Además, los niños necesitan de los estereotipos para saber ser adultos, de ahí que utilicen el juego simbólico para ser “adultos” (como jugar a papás y mamás). ¿Pero qué papel juegan los padres en el desarrollo por tipificación? El ejemplo más claro es lo que los psicólogos llaman “refuerzo diferencial”, es decir, animan o refuerzan las conductas propias del sexo y castigan si éstos niños realizan conductas propias del sexo contrario. No lo veais como “te castigo porque juegas con muñecas” sino que lo teneis que ver como “te compro este camión para que no juegues con muñecas“. Inconscientemente los padres están enseñando estereotipos a los hijos. Otros psicólogos creen en los niños como observadores activos, y por tanto dan poca importancia al papel de los padres. Desde este punto de vista, los niños llevarían a cabo una observación selectiva, solo se fijarían en los niños si son niños y en las niñas si son niñas. Pero como siempre, todo esto son teorías.

Tan solo os he explicado una pequeña parte de lo que es la propia consciencia del género, pero suficiente para que podais entender lo que viene ahora. ¿Cómo podemos desarrollar orientación por un sexo u otro? Siempre hay que ser cauteloso con estos temas, y probablemente por ello no se ha dado una respuesta clara desde el punto de vista de la psicología. Algunos autores afirman que tiene un origen biológico, sin embargo no determinista. Esto quiere decir que las hormonas son las causantes de que la persona sienta atracción por un sexo u otro. Las hormonas son para el cuerpo un mundo aparte, mujeres que tienen demasiadas hormonas masculinas pueden ser estériles y en casos extremos sentirse como hombres, atrapadas en un cuerpo que no es el suyo. Lo mismo sucede con hombres. distintos cerebrosInvestigaciones han revelado que hombres homosexuales tienen los mismos esquemas mentales que mujeres heterosexuales. Para que nos entendamos, hombres y mujeres utilizan distintas partes del cerebro para hacer una misma actividad, pues algunos hombres homosexuales utilizan la misma parte del cerebro que las mujeres heterosexuales para hacer una determinada actividad. También podemos decir que ser homosexual o transexual es algo ambiental, por influencia de lo que nos rodea, que es tan cierto como la anterior teoría, sin embargo no se explica cómo en las épocas en las que la homosexualidad estaba prohibido todavía seguían existiendo personas homosexuales.

Para responder a las dos últimas preguntas que os he planteado, teneis que ver todo lo que os he contado como un gran proceso. Todo está conectado. Los niños hermafroditas,  si son operados antes de los 3 años (cuando aún no son conscientes de que son niños o niñas) no supondrá ningún problema psicológico para el niño o niña. Sin embargo, si llega a los 5 años, y no es operado, probablemente tenga un conflicto emocional al no saber de qué género es. Recordemos que la sociedad tiene una influencia más fuerte que la genética, y que esos niños serán vistos (desgraciadamente la sociedad es así) de forma extraña. Por suerte, los tiempos cambian, y un adoceslente que quiere cambiarse de sexo es visto con buenos ojos. Como os he dicho, las hormonas son muy importantes, por eso es más probable que en la adolescencia (que es cuando se desarrollan más las hormonas) se den cuenta de sus preferencias o de quienes son realmente.

Como habeis leído es muy difícil dar una solución clara a todos estos temas tan controvertidos, por eso os ofrezco este blog para dar vuestra opinión o aportar lo que querais. Si quereis saber más de estos temas, y sobre todo entender el papel de las hormonas en nuestro cuerpo os recomiendo leer “¿Qué sabes de tu cerebro?” de Francisco J. Rubia.

Y como siempre os digo, sed críticos con vuestro entorno y estad abiertos a todas las opiniones y gustos :)

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s